Durante un tiempo acudí a terapias de ayuda a mujeres víctimas de violencia de género y pude ver historias de todas las formas y colores. Historias muy duras que escondían detrás familias desestructuradas, infancias desgraciadas y mucha, mucha dependencia emocional.

La carencia afectiva que arrastraban desde su mas tierna infancia o el patrón de conducta que habían aprendido les quitaba capacidad de elección y les hacía aferrarse a hombres destructivos que veían en ellas la oportunidad de desatar todo el odio y la violencia que llevaban dentro.

En la mayoría de los casos ellas eran mujeres resueltas y valiosas que no dependían económicamente de su agresor, por el contrario, eran ellas las que sustentaban la economía familiar y básicamente trabajaban para mantenerlos a ellos.

Sin embargo, no veían salida a la espiral de violencia en la que estaban envueltas. En nombre del amor soportaban todo y sólo buscaban ayuda cuando de verdad veían peligrar sus vidas.

Esto que puede resultar exagerado e incomprensible no lo es tanto y le puede tocar a cualquiera… A cualquiera que no se quiera bien y anteponga el amor de un hombre al suyo propio, sobre todo.

Hay mujeres que caen en relaciones horribles con hombres también horribles por la sencilla razón de que sienten que tienen pocas alternativas. Buscan una salida y prácticamente ponen todas sus esperanzas en encontrar a un hombre que las rescaten, viendo en ellos la solución a todos sus males y problemas.

Estos hombres las identifican en seguida y las seducen con su mejor cara, para poco después empezar con su retorcido juego de imposición, subyugación y violencia.

Es muy difícil entender qué lleva a una mujer a soportar este tipo de trato vejatorio si no se vive desde dentro. Lo que para la mayoría de nosotras supone una situación insoportable, se convierte en el día a día de una mujer que hace de “su hombre” toda su vida y su razón de ser.

Primeros signos de maltrato.

La violencia sobre la mujer no empieza desde el primer contacto. Nadie insulta o pega a una mujer el primer día que queda con ella, sabe que tendría pocas opciones de conquistarla así.

La violencia de género lleva un proceso perfectamente pensado y elaborado que va avanzando e incrementando a medida que pasa el tiempo.

  1. Primero llega la etapa de control. Controlan todo: tus amigos, tu familia, la forma en que te vistes, la forma en que te maquillas, revisa tu teléfono y las redes sociales en las que te encuentras, etc.
  2. Intentará aislarte de las personas que te rodean. Poco a poco y sin darte cuenta te irás quedando sin vida social y sin amigas en las que poder confiar. Toda tu vida girará en torno a él.
  3. Esperará a que estés lo suficientemente debilitada. Así empezará la etapa de insultos, escenas de celos, gritos y humillaciones. Te ridiculizará y tratará por todos los medios hacerte sentir que no vales nada. Todo lo que eres, dices y haces será utilizado por él como objeto de burla.
  4. Descargará sobre ti su violencia: Cuando ya te tenga bien controlada, sola y debilitada vendrán las primeros amenazas y golpes. Te sentirás constantemente despreciada y puede que llegue a abusar sexualmente de ti.

 

 

Escapa, que la vida se acaba, que los sueños se gastan, los minutos se marchan...

 

No hay absolutamente nada que justifique un acto de violencia.

Puede que intentes quitarle hierro al asunto alegando “Que te quiere demasiado”, ” Que quiere cambiar pero…” “Que es buena persona pero los celos le ciegan” o todo lo que se te ocurra.

Pero el caso es que tú no eres la razón por la cual se comporta de forma violenta ni tampoco eres la solución a sus problemas.

Tú tienes tus propios problemas que solucionar, empezando por alejarte de este tipo de hombre que terminará por arruinarte la vida o quitártela si no pones remedio.

 

Qué puedes hacer.

Lo primero que puedes hacer es buscar ayuda en personas de tu confianza. Si hace tiempo que no tienes contacto con nadie intenta volver a contactar con ellos y cuéntale lo que te pasa, lo más probable es que te brinde su ayuda y apoyo en estos momentos tan delicados.

Acude a profesionales especializados en violencia de género tales como policías y cuerpos de seguridad del estado, trabajadores sociales e incluso a tu médico. Ellos te ayudarán y te asesorarán sobre los pasos que debes dar.

Llama al teléfono gratuíto 016 (En España). Este servicio está disponible las 24 horas y no deja rastro en tu factura de teléfono.

Para más información puedes visitar este enlace del Ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad.

 

La violencia de género sigue siendo una lacra.

 

Se estima que:

  • 1 de 4 mujeres y niñas de la Unión Europea han sufrido violencia.
  • 1 de cada tres mujeres en el mundo ha sido violada o agredida sexualmente.
  • El 70% de las agresiones sexuales a niños y niñas del mundo se dan en el seno del hogar.
  • 2 millones de niñas entre 5 y 15 años son introducidas en el mercado sexual cada año.
  • Cada año más de 500 mil mujeres son vendidas en la Unión Europea para ser utilizadas en el negocio de la prostitución.
  • Al año 2 millones de niñas sufren mutilación genital.
  • En España muere 1 mujer cada 4 días víctima de la violencia de género.
  • La mitad de los homicidios en mujeres son cometidos por sus parejas o ex parejas.
  • La violencia sobre la mujer provoca al año más muertes e incapacidades que el cáncer y los accidentes de tráfico juntos.
  • Más de 20 años después de que en 1993 se declarara la eliminación de la violencia contra las mujeres, 1 de cada 3 mujeres y niñas siguen sufriendo algún tipo de maltrato físico o sexual. (Según informe de ONU Mujeres)

Puedes ver en el siguiente enlace una interesante infografía sobre la violencia contra las mujeres.

Conclusiones.

No estás sola en esto. Hay salida a la violencia de género, sólo tienes que poner todo de tu parte y querer a tu verdugo fuera de tu vida.

La violencia de género se puede prevenir. Una vez más te aconsejo que trabajes mucho la autoestima para mantenerte a salvo de  hombres misóginos y violentos. Este tipo de hombres no buscan mujeres fuertes y seguras de si mismas, sino todo lo contrario, necesitan mujeres a las que poder dominar fácilmente.

Si tienes algún tipo de duda o sospecha, busca información del hombre que estás conociendo antes de seguir avanzando en la relación. En estos casos más vale pasarse de precavida que quedarse corta.

Al primer signo de maltrato, pon tierra de por medio y aléjate. La mayoría de las mujeres víctimas de la violencia machista que buscaron asesoramiento y ayuda han logrado salir del infierno en el que vivían y rehacer sus vidas.

La vida es demasiado valiosa para perderla en nombre del amor.

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!