La Forma Más Rápida De Espantar A Un Hombre.

La Forma Más Rápida De Espantar A Un Hombre.

Espantar o atraer.   “Llegaré a París mañana por la noche, no te laves”   Esta es una de las más conocidas frases de las cartas que Napoleón enviaba a su esposa Josefina, y nos dan un claro ejemplo de la importancia del aroma como arma de seducción. Afortunadamente...