Te buscan y después se alejan

Creo que a todas nos ha pasado alguna vez: apenas estás comenzando una relación con un hombre a todas luces maravilloso y sin saber porqué ni porqué no, empieza a mostrarse cada vez más distante o simplemente desaparece sin dar explicaciones.

Lo sé, es muy frustrante. No sabes qué pensar, repasas cada conversación, intentas recordar cada detalle de la última cita…y nada. No das con una explicación razonable.

¿Cuál es el mayor problema? Que tu inseguridad y tu tendencia a la autocrítica te dicen que la culpa es tuya y que debes hacer algo inmediatamente para poner solución al problema.

Seguro que puedo adivinar lo que pasa por tu mente en esos momentos de incertidumbre: ¿Se habrá enfadado por algo que dije? “Tal vez no he sido suficientemente cariñosa”, “quizás está esperando que yo lo busque” o  ¡Siempre la fastidio! Es el cuento de nunca acabar, pero todas esas frases no te llevan a ningún sitio y solo consiguen desesperarte.

En mis talleres y libros aprendí que si un hombre no se siente seguro dentro de la relación, se alejará para encontrar de nuevo su centro y entonces pensar lo que debe hacer.

En la práctica, o sea, en mi día a día, he aprendido que un hombre no sólo se aleja cuando se encuentra inseguro en la relación, hay muchos otros motivos por los que un hombre se distancia temporalmente.

Así que mantén la calma y presta atención a las señales.

¿Seguro que se está alejando?

A mí me pasa y seguro que a ti también, que soy muy sensible a los cambios, y si estoy muy pendiente de algo o de alguien tiendo a formarme mi propio drama pensando que todo está a punto de arruinarse.

Nada más lejos de la realidad. A veces si es cierto que un hombre se aleja cuando no está seguro dentro de la pareja, pero también cuando se encuentra enfermo, deprimido o estresado suele alejarse un poquito, y eso no significa que esté pensando en dejar la relación ni tenga nada que ver contigo.

Cuando un hombre tiene dificultades de carácter personal tiende a aislarse, no porque rechace tu ayuda o tu compañía, si no porque necesita resolver solo sus problemas.

Piensa que a un hombre siempre se le ha exigido que sea fuerte y que sea quien tome las decisiones importantes. Por lo tanto, si tu hombre tiene algún problema lo más probable es que su primera opción sea intentar resolverlo antes de hacerte partícipe de él.

A veces no se dan ni cuenta de que tú estás totalmente noqueada por su alejamiento, simplemente están tan absortos en sus problemas que desconectan sin pensar en nada más.

Por eso es tan importante que dejes de hacer una montaña de arena con cada pequeño cambio en su comportamiento y que sepas identificar cuándo se está alejando realmente huyendo de la relación y cuándo es un alejamiento temporal.

Y por supuesto es importante que sepas cómo reaccionar en los dos casos (pero eso lo veremos la semana que viene)

Alejamiento temporal o definitivo. Señales.

Cuando un hombre está intentando dejar una relación que apenas está empezando, lo que busca es encontrar la menor dificultad posible. Ellos odian que les formen un drama o que les griten y lo intentan evitar a toda costa.

Así que lo más probable es que vayan dejando señales de que la relación se está enfriando para que en el mejor de los casos sea la mujer la que decida cortar.

Veamos algunas de ellas:

  1. Empezará a pasar menos tiempo contigo
  2. Te llamará menos
  3. Te prestará menos atención en las citas
  4. Será menos romántico
  5. Los besos serán más escasos y menos apasionados
  6. Tendrá prisa por irse
  7. Te hará ver que sois buenos amigos
  8. Lo pillarás en pequeñas mentiras
  9. Se irritará cuando contactes con él
  10. Directamente no contestará tus llamadas o mensajes.

En cambio si el alejamiento es temporal puedes identificarlo poniendo atención a su estado de ánimo: si te comenta algún problema que tuvo en el trabajo, si está especialmente alicaído,  si notas que su salud está resentida por cualquier causa o hay cualquier otro factor externo que creas que le pueda estar afectando no te pongas en lo peor y ten paciencia.

En este caso, aunque su estado de ánimo le pida estar a solas y sus mensajes o llamadas bajen en frecuencia, seguirá escribiendo para saber como estás y dar señales de vida simplemente para hacerte saber que sigue estando ahí a pesar de este “pequeño retiro”

El alejamiento temporal no suele durar mucho, si acaso horas o un par de días (depende de cada hombre) y tampoco suele haber un silencio absoluto. Cuando efectivamente haya recuperado su centro o haya despejado sus dudas con respecto a la relación volverá a llamar y actuar como siempre.

Conclusión

En todos estos años de leer y estudiar el comportamiento del hombre, he aprendido una cosa con respecto a sus alejamientos: que todos tenemos nuestros propios demonios y es muy difícil saber con certeza qué es lo que lleva a un hombre a alejarse cuando una mujer aparentemente le gusta.

Y como sólo él sabe el motivo, no hay razón para que te culpes si la relación no prospera. Tal vez sólo necesite alejar esos demonios para volver a retomar la relación con más fuerza o tal vez una relación no era lo que tuviera en mente cuándo empezó a salir contigo y necesite madurar la idea.

Sea cual sea la causa, tu actitud va a determinar mucho la forma en que se resuelva ese alejamiento, pero eso lo veremos la semana que viene.

Por ahora me interesa saber tu opinión. ¡Te espero en los comentarios!

También te puede interesar