Sois muchas las que me preguntáis en las consultas si es conveniente regalar en un día tan señalado como San Valentín. Hoy voy a dar mi opinión al respecto.

 

Tenía toda la intención de hacer un artículo con ideas y sugerencias para regalar en este día, pero al ver que la red está cargada de ese tipo de post, he decidido hacer uno que te va a ser mucho más útil, sobre todo si estás empezando una relación y no sabes cómo actuar. (Cuando ya hay pareja estable todo el mundo sabe lo que hacer)

 

Aunque también tienes un montón de ideas para regalos, en este enlace por si las necesitas.

 

Regalar el día de San Valentín ¿sí o no?

 

Sin meterme en polémicas sobre si San Valentín debería celebrarse todos los días y no limitarse a un día concreto,  (eso ya es decisión de cada uno) sí que quería hablar sobre este tema que a mi entender, años tras año, es motivo de muchas desilusiones.

 

Es triste pero es así. Lo ideal es que si una relación está empezando los dos tuvieran la misma ilusión y la misma entrega a la hora de demostrar el afecto, pero no siempre pasa.

 

Y alguna vez, cuando he empezado a salir con un hombre, me han asaltado las dudas a la hora de tener que hacerle un regalo, sobre todo si ese regalo se hace en el día de las demostraciones de amor más universal y socializada que existe.

 

La verdad, si la relación aún está en periodo de prueba y ninguno menciona la opción de celebrar el día de San Valentín, la idea de quedar como una tonta, preparando todo al detalle sin que él tenga la más mínima intención de celebrar nada, no seduce demasiado.

 

Pero por otra parte también preocupa no regalar nada y perder la oportunidad de demostrarle lo mucho que te importa. (Por no decir lo avergonzada que se siente una al recibir un regalo sin tener otro que ofrecer a cambio). Es un gran palo.

 

Amor o necesidad propia.

 

Veamos, hay dos  grandes diferencias entre regalar por el puro placer de dar felicidad y regalar tratando de forzar una declaración o demostración de amor que no termina de llegar.

 

Las personas no solemos llevar demasiado bien que nos pongan entre la espada y la pared. Si fuerzas algo por necesidad propia al final terminará estallándote en la cara.

 

Y no es que esté mal tener un detalle bonito en un día tan especial, todo lo contrario, el problema es que cuando claramente no recibes ningún tipo de señal sobre si hay sentimientos de pareja o no, un regalo puede caer como pura dinamita.

 

Ante un regalo, un hombre puede sentirse muy presionado a declarar sus intenciones cuando todavía ni siquiera sabe qué es lo que siente o espera de la relación.

 

Por eso es importante, como siempre, observar si la relación está avanzando, si el hombre con el que sales tiene dudas, si parece cómodo y feliz a tu lado, si hay muchos altibajos, idas y venidas o si desde que empezasteis la relación ha sido relativamente estable…

 

Tener conversaciones contigo misma también te va a ayudar a aclarar por qué vas a hacerle un regalo en un día tan especial. Cuestiónate el motivo: ¿Vas a tener un detalle con él porque de verdad te apetece o por que tu inseguridad te pide a gritos que fuerces la situación para obtener tu ansiada respuesta?

 

Conclusiones.

 

  1. Empieza a acostúmbrate a negociar las bases de la relación casi desde el principio.
  2. Una buena idea sería llegar a un acuerdo entre los dos sobre si se quiere celebrar el día de San Valentín y si vais a regalaros algo o no.
  3. Escucha mucho. Cuando una pareja se concede el tiempo suficiente para hablar sobre lo que cada uno desea sin ser juzgado, la relación termina por afianzarse.
  4. Las personas con baja confianza en si mismas recurren a cumplidos, favores o regalos para tratar de conquistar a los demás. Asegúrate siempre de ser honesta y no tratar de “comprar” el cariño de nadie.
  5. Las grandes sorpresas no suelen dar muy buenos resultados. A menos que estés completamente segura de que van a ser bien recibidas, procura ir de frente y hablar sobre tus planes y pretensiones.
  6. Si estás enamorada, te apetece hacerle un regalo y tu premisa nunca fue del tipo «te cuido para que me quieras», hazle su regalo de San Valentín y sé feliz sin pensar en nada más.

 

Al fin y al cabo, como dijo Carlos Ruíz Zafón en su novela La sombra del viento:

 

«Los regalos se hacen por el gusto del que regala, no por mérito del que recibe»

 

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!