La infidelidad es quizás el más doloroso de los problemas en el seno de una pareja.

La persona que ha sufrido la infidelidad puede llegar a sentir que toda su vida se derrumba al saber que el amor que los unía ha sido traicionado.

Pero al contrario de lo que se pueda pensar, la infidelidad no siempre es sinónimo de desamor. De hecho, más de la mitad de los hombres que han sido infieles aseguran querer a su pareja y ser felices con ella en el momento en que se produjo la infidelidad.

 

¿Se puede entonces ser infiel y seguir amando a tu pareja? La respuesta parece ser que sí, pues la fidelidad responde más a la madurez afectiva, a la honestidad personal y a la idea que cada uno tiene sobre el respeto y el compromiso de pareja que a un sentimiento de amor.

 

Por supuesto el que haya amor no puede nunca justificar una infidelidad. Todo tiene sus límites y cada miembro de la pareja debería reflexionar sobre cuáles son los suyos y comunicárselo abiertamente al otro. ¿Un flirteo, una conversación por chat a escondidas de tu pareja, un beso, una noche de sexo fugaz..?

¿Dónde está tu límite? ¿Hasta dónde estarías dispuesta a perdonar un desliz?

Para muchas personas un coqueteo o incluso un beso no llega a ser infidelidad, pero en todo caso, supone una falta de respeto hacia su cónyuge que debería ser tenida en cuenta.

 

Datos de interés.

  1. En términos generales, el 60% de las infidelidades que se producen corresponden al sexo masculino y el otro 40% al femenino, aunque los últimos datos apuntan a una subida de la infidelidad por parte de las mujeres.
  2. Para las mujeres la principal justificación para cometer infidelidad es el amor. El 35% de ellas dicen haber sido infieles por sentirse poco valoradas por su pareja, justo al contrario de los hombres, que aseguran haberlo hecho sólo por sexo.
  3. El 56% de los hombres que son infieles aseguran ser felices y no tener intención de dejar la relación, en cambio tan sólo el 34% de las mujeres infieles aseguran sentirse felices en su relación de pareja.
  4. Las mujeres se sienten más traicionadas si su pareja llega a enamorarse de su amante. En cambio, los hombres sufren más por el hecho de que sus mujeres se fueran a la cama con otro.
  5. El 44% de los hombres afirman no sentirse involucrados sentimentalmente cuando cometen una infidelidad, cifra que baja al 11% en el caso de las mujeres.
  6. Sólo el 10% de las personas que dejaron a sus parejas por otras continúa indefinidamente con la relación.

Sentimientos encontrados.

El resentimiento, el dolor, la rabia y la inseguridad siempre aparecen tras una infidelidad. Pero sin duda, uno de los sentimientos que más chocan después de haber sufrido una infidelidad es el sentimiento de culpa.

La culpa puede llegar para recordarte que tal vez no fuiste lo suficientemente lista, rápida o hábil para haber detectado e impedido la traición a tiempo. O puede que pienses que el problema es que no fuiste demasiado atenta, cariñosa o apasionada con tu pareja.

El sentimiento de culpa es perfectamente normal en una persona que se exige mucho a si misma, pero recuerda que ni una vida sexual activa, ni ninguna de las cualidades arriba mencionadas te van a mantener a salvo de ser engañada si llega el momento.

No hay ningún seguro anti-deslices. No te tortures pensando si hubo más o menos sexo/amor. Lo que interesa es la solución, lo que vas a hacer a partir de ahora.

Víctima o verdugo

Algunas personas adoptan el papel de víctima y echan la culpa de todo lo sucedido a su pareja. No pueden olvidar ni perdonar y muestran la amargura que sienten recordándole a cada momento la humillación a la que han sido sometidas… pasando así de ser víctima a verdugo.

Puede que sientas que efectivamente él es el culpable de todo lo que estás sufriendo, pero si de verdad quieres superar la infidelidad, sea cual sea la decisión que tomes, has de dejar atrás el papel de mujer traicionada y empezar de cero.

No nubles tu mente y valora el asunto con serenidad e inteligencia.

Piensa que tu pareja no te fue infiel para hacerte daño de forma deliberada, sino que lo hizo siguiendo sus mecanismos de conducta más primarios.

Tienes todo el derecho del mundo a estar enfadada, pero cuánto antes salgas de ese sentimiento tan tóxico, antes podrás volver a encontrar la calma y la paz que tanto necesitas.

El dolor durará tanto tiempo como tú le permitas que dure.

Cómo afrontar la infidelidad.

Un desliz o una aventura no significan obligatoriamente el fin de una relación. A veces, las peores crisis dan pie a que una relación se reconstruya y se vuelva más sincera. La fidelidad no es una virtud que venga de serie en las personas, se puede aprender.

Toma conciencia del problema y analiza a fondo tu situación para poder tomar una determinación. ¿la infidelidad es una dinámica en tu relación o se trata de algo puntual?

 

Si quieres hacer un poquito más fácil la decisión, prueba a escribir 10 cosas que agradecer de la relación. ¿Qué te aporta él como pareja?, ¿qué es lo que más te gusta y amas de esa persona?, ¿de qué forma influye en tu vida?, ¿Cómo vas a transformar lo que te ha pasado en algo positivo para crecer como persona y como pareja?

 

Si has decidido perdonar, no te sientas culpable. Ignora las presiones de tu entorno y haz lo que sientas que quieres hacer. Lo único que importa ahora es tu interés por seguir adelante o por romper definitivamente.

Tómate el tiempo que estimes necesario para pensar. Si estás completamente segura de amar a tu pareja, lucha por la relación, y si sientes que te es imposible seguir como si nada hubiera pasado, corta con ella. Nadie tiene autoridad moral para reprocharte ninguna de las dos decisiones.

No te resistas al cambio. Tal vez las cosas no sean como las habías planeado, pero los cambios forman parte de la vida y de las relaciones. Piensa que esto también pasará.

Aunque sea difícil y sientas que estás sufriendo la más agria de las experiencias, en algún momento va a cambiar.

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!