¿Eres de las que te preguntas por qué siempre acabas saliendo con el mismo tipo de hombre? ¿Por qué todas tus relaciones acaban siendo un calco de las anteriores? ¿Sientes que sólo a ti te pasan estas cosas?

 

Para tu tranquilidad te diré que no eres un bicho raro, hay muchas personas que se preguntan lo mismo a diario. Y no, no es cosa de mal de ojo ni es culpa de los demás.

 

Me voy a poner filosófica y te voy a mencionar una frase de Osho para que entiendas algo sumamente importante:

 

Si sufres es por ti, si te sientes feliz es por ti, si te sientes dichoso es por ti.

Nadie más es responsable de cómo te sientes. Sólo tú y nadie más que tú.

Tú eres el infierno y el cielo también.

 

Difícil de digerir, ¿verdad? Pues si después de esto aún te quedan ganas de seguir leyendo, estás de enhorabuena: formas parte de ese pequeño 2% de la población que decide hacer un cambio en su vida y poner punto y final a su colección de malos resultados.

 

Las estadísticas no mienten.

 

A través de mi trabajo pude darme cuenta que la mayoría de mujeres volvían a atraer el mismo tipo de hombres, y que las que estadísticamente contaban con más fracasos amorosos tenían una pésima lista en su historial de hombres inmaduros, maltratadores, bebedores o alérgicos al compromiso.

 

Me preguntaba, ¿cómo puede ser esto? «el índice de violencia de género en España gira en torno a un 20%, ¡es demasiada casualidad que a una misma mujer pueda relacionarse con dos maltratadores a lo largo de su vida!»

 

Pero el caso es que las cifras están ahí…y que pasa. Atraemos continuamente al mismo tipo de hombres y nos condenamos a obtener los mismos resultados una y otra vez…a menos que hagamos un cambio.

 

Cuando yo era adolescente solía atraer a los chicos más malotes y más deseados por la mayoría de las chicas de mi edad. También ellos me gustaban a mí, así que en aquellos años el problema no era un problema en realidad.

 

Hasta que pasados unos años te das cuenta que sigues atrayendo al mismo tipo de hombres malotes que te hacen sufrir y que no te dan todo lo que se supone que una relación de pareja estable debe proporcionarte.

 

Pero el problema te es totalmente ajeno hasta el momento que empiezas a plantearte si son ellos los que te encuentran ó eres tú la que inconscientemente les muestras el camino…Si eres tú la que atraes al mismo tipo de hombres o si en realidad son ellos los que te atraen a ti.

 

El momento del cambio.

 

Se necesita madurez y mucha autocrítica para llegar al fondo del problema, poner el dedo donde más duele y recopilar información de absolutamente todos los hombres que han formado parte de tu vida para darte cuenta de que más o menos todos guardan rasgos en común, y no me refiero a los físicos (que también suelen ser muy parecidos), si no a su forma de relacionarse y de comportarse contigo.

 

El físico no es en absoluto un problema, se pueden tener gustos muy definidos desde la niñez y seguirte atrayendo el mismo tipo de hombre cuando cumples los 40. El problema es que con el tiempo te sigan gustando hombres que no te convienen, exactamente igual que cuando tenías 16 años.

 

Y ahora te estarás preguntando ¿Cuál es la solución entonces? ¿Qué hago si es que me encantan…Si no puedo resistirme porque ejercen sobre mí tal poder de atracción que no me deja pensar?

 

Pues exactamente eso: pensar. Elegir en conciencia, sabiendo que te gustan y que posiblemente te vayan a seguir gustando mientras vivas, pero sabiendo también que ese tipo de hombres NO TE APORTAN ABSOLUTAMENTE NADA.

 

Al igual que un diabético al que le pierden los dulces. Te gustan y mueres por darle una mordidita, pero sabes que a la larga, ese dulce te puede matar y buscas alternativas más saludables.

 

La tentación siempre va a estar ahí, y hay que armarse con una buena dosis de fuerza de voluntad para decir no y apartarse a tiempo.

 

Esa es la idea con la que quiero que te quedes hoy: tal vez no tengas aquello que quieres, pero puedes elegir y conseguir lo que realmente necesitas.

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!