En qué piensan los hombres: la eterna pregunta.

 

Siempre tuve mucha afinidad con los hombres. Esta empatía me hizo avanzar a pasos agigantados a la hora de entender cómo piensan y qué esperan de las relaciones de pareja.

 

Desde niña fueron mis mejores amigos, mis mejores confidentes y mis mejores consejeros. Tuve la ventaja de poder «estudiarlos» en su propio terreno, de preguntarles porqué hacían tal o cual cosa y de observar que se comportan de forma totalmente distinta cuando están en grupo a cuando están con una mujer.

 

En grupo pueden ser fanfarrones y poco delicados en sus comentarios, y al rato siguiente pasar a ser un tierno corderito al lado de una mujer. Esto no significa que sean falsos ni mentirosos, no es más que un código de conducta que utilizan entre ellos.

 

Soy mujer y defiendo nuestros derechos con uñas y dientes, pero eso no implica que vea al hombre como un rival o un enemigo a batir.

 

Amo el mundo de los hombres, me fascinan, trato de ponerme en sus zapatos y ver lo difícil que es tener que mostrarse siempre fuerte y exitoso ante la sociedad, ocultando debilidades, miedos y lágrimas al resto del mundo.

 

Ellos también pasan noches sin dormir, sufren y lloran por amor. No son tan diferentes, sólo tienen formas diferentes de demostrar lo que sienten.

 

Qué buscan.

 

Lo primero que hay que entender es que el hombre piensa y razona de forma diferente a nosotras, pero tienen sentimientos exactamente igual a los nuestros y la mayoría de veces buscan exactamente lo mismo que buscamos nosotras: encontrar una pareja con la que ser felices.

 

Hay mujeres que guardan una especie de amor-odio con el sexo opuesto. Ven al hombre como una amenaza, de la que parece que hay que cuidarse por que siempre terminan haciéndole daño.

 

Les atraen, les gustan, pero no los entienden, no saben cómo atraerlos ni mucho menos tratar con ellos cuándo los tienen delante, y como no se preocupan en comprender su comportamiento optan por utilizar una táctica de ataque continuo que no les favorece en nada.

 

Continuamente escucho comentarios del estilo “todos son iguales”, “no hay ninguno bueno” “todos buscan lo mismo y cuando consiguen lo que quieren se van por donde han venido”…

 

 

[Tweet » Los hombres no tienen como misión rompernos el corazón ni fastidiarnos la vida.»].

 

 

Ellos también tienen sentimientos profundos y se enamoran como niños. No son esos seres crueles que tratan de conquistarte, usarte como a un clínex y después tirarte a la basura.

 

Tampoco es cierto que busquen sexo única y exclusivamente. Hay muchísimos hombres que desean encontrar a una mujer de la que enamorarse y formar una pareja, pero a veces les cuesta mucho dar el paso y llegar a comprometerse. Primero valoran, sopesan qué tanto van a ganar o perder y entonces deciden.

 

Los hombres desean más que cualquier otra cosa conquistar y hacer feliz a la mujer que escogió para formar pareja, y para ello se pueden tirar meses cortejándola si hace falta.

 

Quizás todavía no sabes el increíble poder que una mujer puede tener sobre ellos, pero ellos sí lo saben, y por eso tratan siempre de protegerse.

 

Ellos tienen un miedo horrible al sufrimiento y se lo piensan mucho más a la hora de entregar el corazón, pero ten la seguridad que cuando lo entregan lo hacen sin reservas… y que les cuesta mucho más recuperarse de un desengaño amoroso.

 

Ordena tus ideas.

 

Olvida cualquier idea preconcebida que tengas sobre que no hay hombres que valgan la pena, eso va fuera a partir de hoy.

 

No podemos echar la culpa eternamente a los hombres cuando una relación no funciona. Tampoco podemos meterlos a todos en el mismo saco, ni podemos pensar que solo buscan una relación sexual eventual. Porque NO es así.

 

La gran mayoría no son cazadores en busca de su presa. Cierto que hay también quién sólo busca aventuras pasajeras y no tienen ninguna intención de llegar a nada más, pero si eso no es lo que tú buscas, lo único que debes hacer es ignorarlos.

 

Céntrate en lo que sí quieres. Define primero QUÉ BUSCAS TÚ. Esa es la mejor forma de abrir tu mente y empezar a localizar dónde están los hombres que te interesan.

 

Una vez que sabes exactamente qué cualidades buscas en un hombre empiezas a descartar a aquellos que no las tienen y te será mucho más fácil dar con el candidato perfecto.

 

 

Hay hombres por todos lados y de todas las condiciones, pero si no tienes claro cuál es el idóneo para ti andarás perdida dando palos de ciego con hombres que no se adecuan a lo que tú buscas. Entonces sí tendrás la sensación de que todos son iguales y terminarás frustrada.

 

 

¿Has pensado ya cómo es tu hombre idóneo? Te espero en los comentarios.

 

 

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!