Seleccionar página

mafalda

Dignidad deriva del latín “digno”, que significa “valioso”

 

Este post nace de la colaboración entre dos blogs: Delirios de María Antonieta y Ser Seductora.

 

El caso es que hace unos días, en una de nuestras charlas, Natalia y yo llegamos a una especie de choque entre  lo que para cada una de nosotras significa la palabra DIGNIDAD, por lo que decidimos hacer un artículo contando nuestras diferentes visiones sobre ella.

 

Para mí, la dignidad es algo sumamente positivo. Significa ofenderse cuando toca ofenderse, enfadarse cuando toca enfadarse y poner punto y final a una relación, del tipo que sea, cuando está perjudicándome más de la cuenta.

 

En otras ocasiones he comentado que las personas con una baja autoestima tienen dificultades para darse cuenta de que no están siendo bien tratados, o como mínimo no tan bien como deberían.

 

Es como una bajada constante de escalones. Si no te sientes valioso no tienes suficiente autoestima, si te tratan mal sientes que es tu culpa, te esfuerzas en agradar a quién no te trata bien para ser tratado mejor, te esfuerzas un poco más por si acaso, te vuelves a rebajar un poco más buscando aprobación, te sigues rebajando y rebajando… y pierdes la dignidad.

 

Así tenemos la palabra valioso y dignidad al principio y al final de la frase, y todo lo que hay entre ambas palabras es lo que va a ir sucediendo hasta que entiendas que rebajándote y suplicando no vas a conseguir ser tratada con el respeto que te mereces. Ni más ni menos.

 

El ejemplo de Pretty Woman.

 

Al hablar con Natalia pusimos como ejemplo el papel de JULIA ROBERTS EN PRETTY WOMAN, que por muy imposible que pueda parecer, nos da una lección de cómo sobrevivir en el mundo de las relaciones con dignidad.

 

Al final de la película, RICHAR GERE, incapaz de ofrecerle nada mejor, le propone poner un pisito en el que ella pueda vivir sin fatigas y encontrarse allí cuándo él pueda ir a visitarla a la ciudad. Y dando por hecho su condición de prostituta, lo lógico y lo cómodo para él sería que ella aceptara.

 

Pero no, Vivian (que así se llama ella), en un arranque irracional para muchas personas, se siente dolida en su amor propio, y con total calma le dice que es muy tentador, pero que no, que ella quiere el cuento de hadas completo.

 

Y se va…y elige rechazar a un mega millonario, guapo y encantador para iniciar una nueva vida lejos de él. Ella, una chica de la calle.

 

¿Y por qué? Pues porque se siente lo suficientemente valiosa como para pedir el cuento completo. No quiere una farsa de relación, no quiere coger el premio de consolación ni piensa en estrategias para hacerlo cambiar de parecer en un futuro.

 

Quiere que se la valore desde ya, porque sí, porque ella lo merece y no se siente menos que nadie.

 

Pues eso para mí es la dignidad, no conformarme con premios de consolación, ofenderme si me ofenden, enfadarme si me enfadan y marcharme antes de que me echen.

 

El punto de vista de Natalia tiene otras connotaciones personales que hacen que tenga una concepto totalmente distinto del mío. ¿quieres ver su versión de dignidad? solo debes pinchar este enlace.

 

 

Compartir en...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
ebook formalizar una relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER?

DESCUBRE CÓMO CONSEGUIR QUE QUIERA UNA RELACIÓN FORMAL CONTIGO DESCÁRGANDOTE EL EBOOK GRATUITO + CONTENIDO EXTRA QUE NO APARECE EN EL BLOG.

You have Successfully Subscribed!