Incluso la persona más segura de si misma necesita saber que va por el camino correcto cuando trata de conquistar a alguien.

¿Pero cuándo y cómo decirle a una persona que te importa lo suficiente como para formar pareja sin ahuyentarlo? Decir te quiero no resulta a veces tan fácil como parece.

Cuando estás saliendo con alguien y la relación va tomando cierta forma, lo normal es que alguno de los dos, en algún momento demuestre que hay sentimientos de por medio y declare que quiere seguir hacia adelante.

Y es lógico que sea así (y cuanto antes mejor) porque de lo contrario, ¿cómo puedes saber qué lo que estás viviendo no es producto de tu imaginación? ¿Cómo sabes que le gustas tanto como él te gusta a ti?

Pero lo cierto es que abrir tu corazón a una persona que no sabes si te va a corresponder, causa mucho respeto. Es una sensación de vértigo comparable a atravesar un puente que se tambalea conforme vas avanzando.

 

Y ahora te voy a explicar por qué:

 

No todas las personas estamos preparadas para entregarnos de la misma forma ni somos igual de efusivos a la hora de demostrar afecto. Unos se enamoran rápido e intensamente, mientras que otros necesitan tomarse las cosas con más calma.

 

 

Esto no quiere decir que lo uno sea muy bueno ni lo otro sea muy malo. Significa sencillamente que los sentimientos de las personas crecen a un ritmo diferente.

 

Tómalo con calma.

 

Si el amor te desborda, pero él lleva un ritmo más lento, tal vez sientas la necesidad de gritar a los cuatro vientos que le adoras, pero corres el riesgo de abrumarlo y ocasionarle un ataque de pánico del que quizás no sepa remontar.

 

A veces decir lo que se siente en el momento equivocado puede provocar el efecto contrario al deseado.

 

Decir te quiero a destiempo puede dar la sensación de que lo haces sin demasiada sensatez, como si fueras por la vida declarando tu amor alegremente. Suena inmaduro y despreocupado, propio de una enamorada del amor más que de la propia persona a la que se declara.

Y si alguien a quien tú consideras que aún estás conociendo te expresa verbalmente su amor sin reservas, lo más probable es que no te parezca creíble, porque para ti es prácticamente imposible pensar que haya podido desarrollar sentimientos tan rápido… y sentirás rechazo.

Por ello, antes de lanzarte al vacío y declarar tus sentimientos, dosifica y se paciente. Piensa que lo haces por tu bien.

 

Formas de decir te quiero.

 

Decírselo con gestos.

 

Si ciertos comportamientos son habituales entre vosotros, puede significar que la cosa va por buen camino.  Fíjate en esta lista con algunos ejemplos de demostraciones de amor “encubiertas”.

 

  • Os Abrazáis y besáis en público.
  • Os tocáis mientras habláis. (Como si no pudierais quitaros las manos de encima).
  • Os miráis a los ojos con frecuencia.
  • Agradecéis las cosas que hacéis el uno por el otro.
  • Os decís de vez en cuando cuánto os gusta alguna característica particular del otro.
  • Os llamáis de forma esporádica solo por el gusto de hablar.
  • Hacéis cosas bonitas por la pareja.
  • Tenéis planes en común.
  • Habláis de futuro.

 

Decírselo con palabras.

 

Si declaras tus sentimientos de forma efusiva cuando la relación no ha madurado lo suficiente, tal vez se sienta presionado a decir que también siente lo mismo para no herir tus sentimientos o puede que obtengas un silencio que te deje aún más confusa.

Por eso, lo ideal es ir introduciendo poco a poco frases para decir te quiero sin decirlo de forma explícita. Frases que demuestran afecto sin provocar una estampida.

Aquí tienes estos ejemplos:

  • Me gustas de verdad.
  • Ya sabes que estoy loca por ti
  • Estoy feliz de que nos hayamos conocido.
  • Me siento muy cómoda a tu lado.
  • Me importas mucho.
  • Lo paso genial contigo.
  • Eres un encanto.

 

La palabra AMOR da mucho miedo.

 

El miedo, como dije en otras ocasiones, te pone en alerta. Te previene de algo para lo que no estás preparado, te avisa de que estás pisando un terreno que no conoces (con todo el peligro que eso supone) y te incita a huir.

Se hace necesario por lo tanto entender que no a todo el mundo le resulta igual de fácil aceptar que se está enamorando, que su relación va madurando y con ella también los sentimientos.

Por eso mi consejo es que tantees el terreno primero y observes que se siente bien ante tus muestras de cariño y las secunda también. (Observar es clave en cualquier proceso de seducción)

No fuerces ni te empecines en que exprese lo que siente con la misma intensidad que tú puedas llegar a hacerlo. Sólo Asegúrate de que la relación sea equilibrada y que los dos estáis cómodos introduciendo poco a poco nuevas formas de demostrar lo que sentís.

 

.

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!