Chico malo y pareja.

No es fácil meter en cintura a un ligón empedernido, por ello voy a necesitar dos post para poder hacer una exposición más detallada sobre el tema y que sea más fácil de entender.

Como ya he dicho no es tarea fácil conquistarlos pero tampoco es imposible, eso sí, hay que tener en cuenta que para destacar del resto de mujeres que lo asedian tendrás que echar mano de todo el ingenio y la seguridad en ti misma que puedas reunir.

Voy a intentar resumirlo y poner en orden los pasos para que quede más claro.

Siempre atractiva:

Esta parte no hace falta que lo vuelva a explicar. Para entrar por el ojo hay que mostrarse de forma atractiva, y como siempre digo, no necesitas ir de punta en blanco, pero sí demostrar que te cuidas y te preocupas por tu salud y tu aspecto.

 

Coquetea:

¿Coquetear sigue dando resultados?… por supuesto. Coquetear está en el código genético de la mujer y para aprender a hacerlo solo hay una forma segura: practicar.

Para coquetear hay que tener una actitud desenfadada en todo momento, recuerda que se trata de un juego, por ello es súper importante que lo hagas el día que estés de muy buen humor. Si no te sientes especialmente alegre mejor estate tranquila y esperas a otro día.

La finalidad del coqueteo es que la otra persona se sienta bien estando contigo, y la mejor forma de conseguirlo es centrándote en ella. Deja de contar historias sobre ti y escucha de forma activa. Haz preguntas sin invadir, procura no entrar en un terreno demasiado personal, muestra interés por sus cosas y hazlo sentirse especial a tu lado.

Compórtate como lo harías con un amigo y no hagas insinuaciones sexuales de forma descarada.

Mantén una conversación divertida y cortita para que se quede con ganas de más. Aporta diversión y chispa al encuentro, las ocasiones de cita van a estar mucho más cerca si descubre en ti a una persona de trato agradable.

 

Actúa como una dama en apuros:

Esta actitud puede darte buenos beneficios siempre que la apliques de forma apropiada.

Hoy día las personas no necesitamos prácticamente de nadie para hacer las cosas. Las mujeres somos totalmente auto suficientes (gracias al cielo) y ellos lo saben,  pero si de forma hábil y siempre sin pasarte de la raya actúas como una mujer que necesita que su hombre la saque de un aprieto, conseguirás alimentar su ego de tal forma que tu chico estará más que dispuesto a ayudarte y convertirse en tu héroe por un rato.

Da igual lo que le pidas, no es necesario que sea nada demasiado importante. Cosas tan simples como que te enseñe el camino más rápido para llegar a tal dirección, o que le hagas una pregunta sobre mecánica, bricolaje o lo que se te ocurra.

Procura pedirle que te eche una mano cuando la necesidad sea real, no inventes excusas cada dos por tres… que también cansa. Agradece siempre con una sonrisa y dile de forma coqueta que le debes una… pero sin prometer nada.

 

Trátale como a un amigo:

Pero mantén siempre la tensión sexual suficiente para que no entrar en la “friends zone”.

Esto es más fácil de lo que parece. Muchas mujeres me preguntan como pueden hacerlo y es algo que es bastante obvio.

Los hombres son muy visuales, aprovéchate de eso: un botón desabrochado, una falda que parece que enseña pero que no, un cruce de piernas inocente… esas cosas que las mujeres podemos hacer sin resultar obvias pero que consiguen que se queden hipnotizados.

No seas tú la que deje claras sus intenciones, crea emoción,  haz que se pregunte si tiene o no tiene posibilidades de estar contigo.

Ten citas originales:

A los chicos malos les gusta el juego y las emociones. Propón una cita original y divertida y lograrás sorprenderlo. Échale imaginación, diferénciate del resto, rétalo a hacer algo diferente y divertido.

 

Haz cosas distintas pero elige actividades en los que te sientas realmente cómoda, es la mejor fórmula para poder dar el 100%.

No arriesgues con algo que no te agrada sólo porque quieras impresionarlo, te lo va a notar.  Mejor busca sitios en los que puedas estar en tu salsa.

 

Piensa en las cosas que te gustan hacer normalmente y después apórtale chispa.

No dejes que sepa hacia dónde va la relación:

Para este punto vas a necesitar de toda la seguridad del mundo, porque si eres tú la que está todo el rato preguntándose hacia donde va la relación, aunque no se lo digas abiertamente, él lo va a percibir y se sentirá presionado sin saber siquiera porqué.

Si te pasas todo el tiempo nerviosa esperando saber en qué acaba vuestra historia antes de haber empezado, mal camino llevas.

Dedícate a disfrutar de lo que estáis viviendo sin pensar en lo que vaya a pasar en el futuro, deja de controlar y cuestionarlo todo, simplemente siente. Si tú disfrutas sin stress de la relación vas a irradiar tranquilidad y harás que él también se sienta tranquilo.

Piensa que lo estás conociendo, no es el hombre de tu vida todavía, no te vas a morir si termináis ni nada por el estilo. Tu vida va a seguir igual que estaba aunque la relación no llegue a buen puerto. Lo que tenga que pasar va a pasar igualmente, así que no busques la quinta pata al gato, porque solo tiene cuatro.

Sé espontánea, que tenga siempre que preguntarse que vas a hacer a continuación y dale la sensación de que estás feliz a su lado pero que puedes vivir tranquilamente sin él…Y justo así es como debes sentirte.

 

La parte del cortejo es una de las más bonitas de las relaciones.

Después vendrán otras etapas, otros problemas y otras satisfacciones distintas, pero esta no volverá a darse nunca más con la misma persona, así que disfrútala siendo consciente de que estás viviendo una experiencia preciosa y única.

 

Y hasta aquí por hoy, ¿que te ha parecido este primer avance? Te dejo que digieras toda la información y la semana que viene volvemos con la segunda parte de este apasionante tema.

 

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!