Todos conocemos algún caso, o lo hemos padecido, de parejas que no son parejas. Relaciones de «amigobios»  que se dan cada vez más a menudo y que aparentemente son tan beneficiosas.

De verdad, leo infinitos artículos sobre las ventajas de los «amigos con derechos» o «amigos especiales». Es decir, personas que llevan la amistad un poco más allá de los límites de la amistad puramente dicha, pero que tampoco llegan a complicarse con sentimientos de amor profundos.

Que no digo yo que no tenga sus ventajas, pero en pocos artículos puedo leer los inconvenientes…y los tiene.

Seamos sinceras: las relaciones de amigos con derechos son perfectas para aquellas mujeres que de verdad saben llevar bien  la situación, que no desean en absoluto comprometerse y que son capaces de afrontar el momento en el que la otra parte decida mantener una relación con una tercera persona sin sentirse traicionada o rechazada.

Para el resto, para las que no pueden evitar implicarse, las que se dejan llevar por lo que sienten y finalmente se enamoran, NO.

Como digo, los amigos con derechos tienen sus ventajas cuando el compromiso de pareja no es tu finalidad, de hecho es increíblemente cómoda en este caso. El problema llega cuando los términos de la relación, que en un principio era puramente conveniencia mutua, se rompen. O sea, cuando una de las partes traspasa la línea, se apega más que la otra y termina por enamorarse.

Entonces, esos términos que en principio os unió, es precisamente lo que os está separando.

Tú deseas algo más que una simple amistad y sexo. Quieres una relación bonita, quieres besos desprogramados, quieres palabras de amor y quieres compromiso. Peeeero….él quiere seguir exactamente igual que estáis

Tú necesitas vivir la maravillosa sensación de estar enamorada y ser correspondida…pero el trato era no llegar  a nada más que amistad y encuentros sexuales de vez en cuando. ¿Qué vas a hacer ahora? ¿Por qué algo que para ti es tan absolutamente lógico como formar una relación con alguien con quien te entiendes a la perfección es una idea tan disparatada para él?

 

Estás en una gran encrucijada: si sigues cómo estás lo vas a perder antes o después, y si le pones un ultimátum se va a ir.

 

 Ni blanco ni negro…busca matices.

Te diré algo: Él no quiere compromisos sencillamente porque no los necesita. Ya tiene todo lo que quiere ¿para que tendría que formalizar la relación? No va a conseguir nada que no tenga ya.  No tiene que esforzarse ni tiene miedo a perderte. Eres su No-novia y ese es tu gran fallo.

Sé que estás cansada de esperar, que te encuentras en una espiral que parece no tener fin y que la idea de dejarlo todo te está matando…pero hay esperanza, y para que tú también lo creas posible te voy a citar un párrafo que aparece en mi Ebook de regalo.

Es una frase que me dijo el que era mi guía sentimental, o mi maestro, cómo queramos llamarle, y fue la frase que me dio  luz en un momento en el que no entendía bien qué estaba pasando ni cómo encontrar una salida. Aquí la tienes:

 

“Él tiene sentimientos por ti, de eso estoy seguro; Porque si tú llevas tiempo intentando entrar en una relación de pareja y no puedes, él lleva el mismo tiempo intentando salir de ella y tampoco puede… ( )… las relaciones de amigos con derechos pueden ser las más fáciles de formalizar o las más difíciles, todo depende de lo que tú estés dispuesta a invertir para cambiarla”

 

El cambio es más fácil de lo que piensas y lo tienes a un sólo click.

¿Vas a seguir esperando, reprimiendo tus sentimientos hasta el día que te diga que ha conocido a otra mujer ó vas a ser tú la que finalmente consiga ser su pareja a todos los efectos?

De los aciertos se aprende.

Si, sí, de los aciertos.

Hace unos días, llegó a mis manos una frase aplastantemente cierta. DE LOS ACIERTOS SE APRENDE MÁS QUE DE LOS ERRORES.

Y es eso justamente lo que quiero, que aprendas de «mis aciertos».

Verás, en mi libro que puedes descargar aquí, cuento que yo tuve dos de estas relaciones. La primera, que acabó con mi autoestima y con cualquier gana de volver a repetir historia, y una segunda, en la que podría haberme pasado exactamente igual que en la anterior, pero que afortunadamente supe encauzar a tiempo, darle la vuelta y llevarla en la dirección que yo misma me marqué.

Está muy bien lo de las pruebas de ensayo y error, pero sinceramente, ¿si tuvieras la oportunidad de ir directamente a lo que SÍ funciona, perderías tiempo, energías y alegría en tratar de encontrarlo por caminos equivocados? Yo creo que no.

Yo perdí dos años y medio de mi vida tratando de dar con la solución a un problema que a todas luces podría haberme evitado si alguien hubiera sabido guiarme y abrirme los ojos. Y no es que me queje de la atención recibida,  sé que hay que haber pasado por una situación parecida y ser totalmente empática para poder dar consejos, y no todo el mundo puede hacerlo.

Pues justo esto es lo que te ofrezco en la guía que he preparado: Consejos basados en la experiencia y mucha empatía.

Mi objetivo y mi gran deseo es ayudarte a que consigas la relación de pareja que mereces. Por eso te regalo un libro en el que encontrarás todas las respuestas y todas las tácticas que necesitas para llegar al destino que esperas. Lo regalo así, desinteresadamente.

En él podrás encontrar los motivos por los que se dan las parejas con derechos, las diferentes razones que llevan a un hombre a buscar únicamente estas relaciones, la forma de darles la vuelta y de recuperar tu confianza, lo que pasará si sigues sin hacer cambios, y mucho más. Tu felicidad bien merece un minuto de tu tiempo.

No sientas que eres la única que no puede encontrar una solución. Hay cosas que caen por su propio peso, pero si no te iluminan para que consigas verlas, no caerán jamás.

 

 

También te puede interesar

formalizar relación

¿QUIERES UNA RELACIÓN ESTABLE Y YA NO SABES QUÉ HACER PARA CONSEGUIRLA?

Descubre en mi EBOOK GRATUÍTO "CÓMO FORMALIZAR UNA RELACIÓN" la forma de convertir tu relación de amigos con derechos en una relación de pareja estable y comprometida. 

Tu suscripción se ha realizado con éxito. ¡Bienvenida a Ser Seductora!